martes, 26 de septiembre de 2017

Asombro

No busques tan lejos lo que tienes tan cerca. No procures lo que eres donde no eres. Desciende silencioso a tu corazón... Deja también lugar al asombro y a la sorpresa.
Tampoco pierdas tiempo en viajes o en idas y vueltas. Simplemente abre todas las puertas al Señor. No eres tú quien va: es Él quien viene...

Alberto E. Justo


donde hoy parece que pierdes

Allí donde crees perder, es allí mismo donde tú ganas... Deja que todo, sí todo, pase a las manos de Dios. El enemigo molesta porque pretende esas "realizaciones" que no lo son. Aprende, de nuevo, a dejar, sólo Dios Es.
Deja que Él venga, deja libre la puerta de tu casa...¿Que no tienes casa? Es lo que tú piensas hoy, porque estás de viaje. ¿No viajas como quisieras? ¿Qué sabes? Deja que te transforme la Cruz del Señor... Mira que no hay otra...

Alberto E. Justo


lunes, 25 de septiembre de 2017

silencio

Buscamos sin saber... El silencio es la garantía de nuestro encuentro y de nuestro hallazgo... Pero ¿hallar qué cosa? Lo más escondido es lo más real. No sabemos nada de lo que se oculta y, sin embargo, lo poseemos ya.

Alberto E. Justo


Si quieres...

Si quieres sumergirte en el inmenso Mar... No busques los lugares o modos en uso... Si quieres... ¡Deja que Él mismo te lleve sin medida ni modo! Deja latir tu corazón "allí donde está", en el Suyo. Que no tienes otro ni otra morada. Simplemente "deja" con toda sencillez y paz. No imaginas donde hoy no ves...

Alberto E. Justo


domingo, 24 de septiembre de 2017

en la Esperanza siempre renovada

¿De qué cosas? Porque aún ahora se suceden fuerzas que no imaginábamos ayer. Ahora ha llegado, tal vez, el momento de asumir lo que "falta". No nos ha sido dado aquél sueño de ayer, aquellas ilusiones de entonces... Pero ahora mismo sabemos que la luz no es avara, y bríndase a nuestro ánimo siempre más potente.
Resurgir es vivir, y no callamos en medio de la necedad general.
No es necesario escribir lo que ya sabemos. Pero es urgente renovar el sentido de nobleza que ha de distinguir toda nuestra vida.
Y así fue desde el principio, a pesar de olvidos e ignorancias.
¡¡Ánimo, mucho ánimo!! Es muy grande lo que adviene cuando soltamos amarras y no nos ligamos o apegamos a nada.

Alberto E. Justo


miércoles, 13 de septiembre de 2017

Ya no resuenan las campanas...

La torpeza carece de anuncios... Lo que un día juzgamos imposible es hoy actualidad... De donde se sigue que lo imposible es "posible" también en un cierto orden o desorden de cosas.
 Parece que la ignorancia y la bobería se adueñan de la sociedad y, desde luego, del mundo todo, abriendo el paso no sólo a lo "imposible" sino a aquello que daña a los propios y extraños.
Recordemos aquella expresión de un capítulo de la historia religiosa, de un santo fundador... "prefiero topar en el claustro con el diablo en persona antes que con un monje ignorante..."
¡¡Estudia y medita, no pierdas el tiempo y la vida en baratijas!! Levanta tu corazón al cielo... No se te pedirá cuenta de lo que no te ha sido dado.

Alberto E. Justo


sábado, 9 de septiembre de 2017

permanece aquí mismo y nunca desesperes

En las horas más sombrías brilla una luz... Escondida, desde luego, pero presente, que dispersa las tinieblas, en la oculta esfera de cada día.
Hoy mismo la descubrimos, recibiéndola, jamás rechazándola. Porque las jornadas que se suceden aparecen tal vez como engañosas... ¿Por qué?
No hemos de olvidar que nuestra atención se desvía hacia lo perecedero, que -en efecto- damos importancia excesiva a lo que no la tiene, confiando en lo que mañana no ha de estar...
Volvamos sin cesar al pesebre de nuestra cuna, en el silencio y la soledad del corazón. Admitamos que olvidamos el camino o que chocamos con nosotros mismos y nos enredamos en proyectos y mareas.
¡La Mirada del Señor! Sin duda alguna Él vela por nosotros. Sus Ojos están en nuestras entrañas... Que Su Luz Infinita nos alumbre siempre.

Alberto E. Justo


viernes, 8 de septiembre de 2017

perseverar en el camino

Aunque todo se deteriore y pierda color. No hemos de aguardar no sé cuáles reconocimientos. El camino es éste y eso nos basta... Mañana o pasado mañana serán, tal vez, jornadas diferentes. Pero no añadirán nada a lo que ya sabemos.
No se trata de constataciones pesimistas, al contrario: se trata de valorar lo que tenemos hoy entre manos.
No hay "colores" suficientes. Ahora descubrimos una suerte de espacio nuevo, de tiempo redimido... y nos damos cuenta de que es nuestro camino.
Sigamos, pues, con confianza y sin temor. Dios está aquí.

Alberto E. Justo


jueves, 7 de septiembre de 2017

Una vez más ¿respuestas?

Sólo la Palabra en el silencio responde lo que no es posible traducir. La vida responde pero no con "interpretaciones". La "vida" es silencio. Es Misterio insondable, lleno de promesas. 
El Señor brinda sus respuestas en la plegaria que no cesa, que vuelve, incesantemente, que renace y torna a renacer.
Refúgiate y ocúltate en Él. Huye de vanidades y cacofonías. Espera en Él y reposa en Su Paz.

Alberto E. Justo


Esa luz... está lejos

Buscas, con razón, "aquello" que está siempre, tu vida misma, 
 "aquello"que está en tí... ¿O lo que en verdad eres?
¡Misterio grande, éste de todos los días! Lo cierto es que buscamos adónde huir en este o de este mundo. Me pregunto ahora ¿es necesario huir a  "alguna" parte? ¡Sabes ya dónde te encuentras! ¿Quieres escapar de tu bien?
¡No busques tan lejos!

Alberto E. Justo


miércoles, 6 de septiembre de 2017

¿Para qué estoy yo aquí?

Pues... para nada. ¿Creías que vales algo para algo? ¡Qué pretensiones por aquí y por allá! De distinta índole todas.  Y me preguntaba: -¿para qué cosa sirvo? Nada me preguntan, nadie quiere que enseñe nada, ni aprender nada... ¿Entonces, qué pasa? ¿No estoy en "mi" lugar? 
No hay "lugares"... Tal vez no hay lugares vacíos... Pero nadie enseña nada, efectivamente, en "lugares"...
¿Qué es esto? ¿No sabías que se enseña en silencio? Nunca sabrás lo que das, así como es difícil saber lo que recibes.¡Enseñar en silencio! ¡Intensidad escondida y realidad fecunda que no se mide ni se explica, que no necesita de la lógica humana, ni de los cálculos antojadizos de este mundo ni de ningún otro!
Así, pues, ¡calla!, medita y busca a solo Dios. ¡No pretendas disfrazarlo ni te escondas en imágenes engañosas! Aprende tú mismo la lección del silencio, huye al Desierto y reposa tu corazón en el Corazón de Dios.

Alberto E. Justo


martes, 5 de septiembre de 2017

cómo brota la oración

Podremos hacer mil intentos de explicar lo inexplicable... Sin embargo hay algo que todo lo trasciende: "orar, de verdad, es siempre "más allá" o, tal vez, más aquí. Creemos demasiado  en fórmulas y maneras, pero el gran secreto es que hemos de trascender todas y todo.
Deja que el Espíritu mismo sea el orante, tu orante. Vive del Espíritu y en el Espíritu... ¡Asómbrate por fin! El Espíritu está en ti... Tú eres, "piedrecita Blanca", que sólo conoces Tú.

Alberto E. Justo


lunes, 4 de septiembre de 2017

Y, sin embargo, todo lo tenemos en Aquél que nos conforta

¡Qué admirable participar, en modo inefable, en los pasos, vida y misión del Señor! Buscamos fuera y todo lo tenemos dentro. Pero hay un "secreto" de vida que no podemos definir, ni explicar. ¡Un secreto inmenso! "Hágase en Mí, según tu Palabra" en suma lo sabemos: hágase, cúmplase, ¡haz Tú, Señor!
Imposible hablar de los "caminos" en el Corazón de Dios. ¿Hay caminos? Es Él mismo: Camino, Verdad y Vida.

Alberto E. Justo


domingo, 3 de septiembre de 2017

ecos vanos

Suenan en la lejanía no sé qué clamores que se levantan de la fatiga y de la lucha cotidiana que no acaba. El peregrino busca y busca, pero la verdad es que no encuentra... Salvo tropiezos y desilusiones. Es increíble con cuanta soltura el hombre miente hoy y deja que lo vean distinto de cómo es en realidad. Porque la "realidad" no importa.
Por eso no hay estima alguna por el secreto o por el silencio...

Es urgente salir, como don Quijote, y no dejarse engañar ni sujetar por la necedad imperante...
Solos, pues, sí en soledad inédita, insospechada.
Pero se levanta la plegaria que supera y trasciende cualquier mentira. Profecías vanas y falsas y estúpida marcha hacia "nada". ¿Es posible vencer todo ello? Creemos que sí, en la medida en que no nos detengamos en los acechos de un camino ya superado.
Lo que murió ayer :Ya está muerto. Es inútil insistir.

Alberto E. Justo


sábado, 2 de septiembre de 2017

No imaginarás nada

No imaginarás nada: aprende a recibir y a admirarte... Que lo que no se alcanza, siempre viene e nosotros.
Es el fundamento que, a veces, se nos escapa. Mucho ruido distrae y nos lleva a otra parte. Fuera y ya algo lejos me lamentaba de no haber recolectado nada... Pero un viejo monje me dijo: -para recibir debes atender y callar... Lo que no se percibe ha penetrado por otra puerta inimaginable. Confía y tendrás lo que aguardas.

Alberto E. Justo